Estrenamos nueva imagen en indemniza.me

La semana pasada estrenamos la nueva imagen y la nueva web de indemniza.me y estamos muy contentos con el resultado. El responsable del diseño ha sido el estudio Sensa y la web ha sido ejecutada por nuestros amigos de Deercode.

Sé que no he hecho más que engordar el tópico de que una incorporación fuerte al equipo directivo de marketing o producto viene con un cambio de marca o nueva web, pero creo que en nuestro caso estaba más que justificado.

La marca y la web de indemniza.me tenían varias problemas: el logotipo era agresivo en color y en imagen (un mazo de un juez golpeando una mesa), el diseño de la web parecía que estuviera a medio terminar (algo que era totalmente cierto) y uno de nuestros principales competidores se parecía demasiado a nosotros (Si quitabas el logo no sabías en qué web estabas navegando). Por otro lado, la empresa ha crecido mucho en los últimos años así que era hora de evolucionar y buscar nuestro sitio y nuestra identidad como marca.

La elección de Sensa como estudio de diseño fue una decisión sencilla. Sigo el trabajo de Manu y su equipo desde hace años y por suerte fue la primera y única opción que barajamos. Tenían disponibilidad y conseguimos ‘equilibrar’ el alcance del proyecto y las condiciones con ellos y adecuarlo a nuestro estado como empresa.

En el nuevo diseño, hemos querido hacer énfasis en varios principios:

- Cercanía para destacar

Las webs de despachos de abogados tradicionales no transmiten cercanía, más bien todo lo contrario. Nuestros clientes son personas como tú y como yo, que por suerte nunca han tenido que pasar por un proceso judicial y confían en nosotros para esa primera experiencia. Queremos pasar del ‘Pero cómo voy yo a demandar a mi banco, ¿No podemos solucionar esto sin abogados?’ a ‘Da gusto ver a personas reales escuchando nuestros problemas e intentando solucionarlos’ Ambas frases han salido en conversaciones reales con clientes y creemos que con nuestra nueva imagen vamos a transmitir esa cercanía y confianza.

- Sencillez para transmitir

Un proceso judicial es largo y complicado. Hemos intentado simplificar al máximo y acercar a nuestros clientes toda la información que necesitan para solucionar sus problemas: ¿Cuánto va a durar? ¿Cuánto me va a costar? ¿A qué indemnización tengo derecho? ¿Qué documentación tengo que entregar? ¿Qué pasa si pierdo?

Respecto al logo, teníamos claro que queríamos huir de la ‘violencia’ de un mazo golpeando un atril. Nos enfocamos primero en el tono ‘festivo’ de las respuestas que recibimos cuando ganamos las sentencias o ingresamos las indemnizaciones a nuestros clientes. Jugamos con muchos elementos, algunos de ellos, como el confeti, se han quedado en la web y no en el logo.

Mood board

Pero finalmente nos convenció la idea de apostar por el arranque de nuestro ciclo de usuario en vez de el final. Nos centramos en nuestros clientes y hemos querido expresar el momento en el que dan el paso y confían en nosotros su problema: nuestro logo es un gesto, es un ‘eh, que estoy aquí, no me has querido escuchar, pero vuelvo con ayuda y protección’.

Estamos muy contentos tanto por la nueva imagen como por la ejecución de la misma. Ambos trabajos son muy escalables y son una buenísima base para extenderlo con ilustraciones propias, nuevos elementos, piezas gráficas para marketing y nuevas líneas de trabajo que vendrán a corto plazo.

Subscribe to Carlos Sánchez

Don’t miss out on the latest issues. Sign up now to get access to the library of members-only issues.
jamie@example.com
Subscribe